FLORES DE BACH

Las Flores de Bach, esencias florales silvestres, recogidas de la naturaleza, tesoros divinos cedidos por la madre de todos, la NATURALEZA.

El Dr. Bach al descubrirlas ya sabía que sus efectos cambiarían el mundo de la salud tal y como se conocía, tal y como la conocemos, tal y como algunos aun se resisten en sufrir.

Un resfriado se cura igual con o sin medicación, pero siempre podemos contribuir para hacer mas llevaderos los síntomas, pues aquí no se trata de anestesiar al cuerpo o la mente, no, se trata de hacer despertar y sentir, reconectar el cuerpo, el alma y la mente, “sinergia” entre el todo.

En esta vida adversa, hostil, también, se puede vivir con o sin esencias florales, pero con ellas, la actitud sí se beneficia, sí se nota, se siente, se vive la diferencia.

Recuperar nuestro equilibrio, restaurar nuestras esperanzas, dulcificar nuestra alma, desahogar la mochila que todos llevamos, contribuir en los niños, los jóvenes, mayores y así en todas las etapas de la vida, a ir con lo necesario, prescindible, la consciencia, el presente y la actitud, lo primordial y básico en la vida, la actitud con la que nos enfrentamos e iniciamos el caminar por la vida.

A %d blogueros les gusta esto: