Sanando la Herida

Desde la gestación, todas estamos condicionadas por la relación y concepción de nuestros padres, sus anhelos, sus miedos, sus limitaciones personales y sus enfrentamientos con sus familiares y entre ellos. Estamos condicionadas por su forma de ver la vida y como se enfrentaron a ella, como nos veían y qué le despertamos al vernos aSigue leyendo «Sanando la Herida»